¿CÓMO INFLUYEN LAS HORMONAS EN NUESTRO CABELLO?

El cuerpo humano es controlado por hormonas, ellas se encargan de gran parte del funcionamiento de los órganos y sistemas, y así mismo también afecta directamente nuestro cabello para bien o para mal. Un mal funcionamiento en ellas pueden hacer que las hebras capilares se debiliten, caigan e incluso se pierdan completamente sin reversa alguna. 

Seguramente has escuchado muchas veces hablar de hormonas e incluso conoces algunas que son las más comunes y afectan nuestro cuerpo, pero en verdad ¿Sabes qué son? ¿Sabes qué función tienen en nuestro cuerpo y cómo pueden afectarnos? Antes de hablarte como influyen las hormonas en nuestro cabello es necesario que sepas qué son y por qué pueden afectar para bien o para mal en nuestro cabello 

¿Qué son las hormonas?

Son componentes químicos que intervienen y controlan varios procesos como el metabolismo, crecimiento y desarrollo, y la reproducción; por otro lado afectan directamente la líbido y el estado de ánimo.

Algunas de las funciones importantes de las hormonas es regular el funcionamiento de algunos órganos, características sexuales, control de niveles en la sangre de glucosa y sodio, además del crecimiento y el desarrollo.

Todo nuestro cuerpo requiere una gran cantidad de hormonas para controlar y regular los sistemas y órganos, esta es la principal razón por la cual su desequilibrio o perfecto funcionamiento afecta directamente el pelo y el cabello. Las hormonas que más afectan directamente el crecimiento y mantenimiento o pérdida de las hebras capilares son la testosterona, estrógenos y las segregadas por la tiroides. 

¿Qué hormonas tienen relación directa con el cabello?

Las hormonas sexuales son las que mayor relación tienen con nuestro cabello, siendo las principales y las que tienen relación directa con nuestro pelo las andrógenas en los hombres y la progesterona y los estrógenos en las mujeres.

Los andrógenos son hormonas sexuales masculinas cuya función principal es estimular el desarrollo de caracteres sexuales; sin embargo, aunque hablemos que son masculinas no significa que no la produzcan también las mujeres, solo que en menor cantidad. De hecho la cantidad de cabello que tenemos, como se distribuye y como este crece se regula precisamente por este tipo de hormonas, en especial la testosterona, por esta razón tanto hombres como mujeres tenemos la distribución de nuestro pelo y cabello de manera distinta e incluso afecta directamente en la relación de caída del cabello.  

En todo caso, si la testosterona especialmente en los hombres no se encuentra en niveles equilibrados esta se transforma en DHT y en ese momento es donde comienza la caída del cabello, pues el DHT afecta directamente los folículos pilosos, dañándose y provocando una caída sin reversa, por esto es más frecuente ver hombres calvos a partir de los 40 años, pues a esta edad empiezan los niveles de testosterona a decaer.

En las mujeres, la progesterona y los estrógenos son las que tienen una relación directa con el cabello, estas hormonas no se producen de manera continua, sino que tienen ciertas fluctuaciones cada 14 días o se ven afectadas tras la exposición al sol, esta es la razón por la cual nuestro cabello se ve especialmente afectado en momentos como la menstruación, embarazo y menopausia.

¿Qué relación tiene las hormonas con el cabello durante la mestruación?

Has notado que cuando menstruas tu cabello se pone más rebelde como sin brillo y es casi imposible de domar, bueno esto se debe a que durante este proceso los niveles de estrógeno se caen afectando directamente tu cabello; también podrás notar que durante esta fase la producción de grasa aumenta y por lo tanto parece que se ensucia mucho más rápido, esto se debe a que las hormonas también afectan directamente la generación de sebo que sale por medio del folículo piloso.

Muy diferente a cuando estás en proceso de ovulación, pues en este momento las hormonas están mucho más elevadas y por ende se ve con más volumen, brillo y se hace mucho más manejable. 

Hormonas y el cabello durante el embarazo y en el posparto

Es muy común que durante el embarazo el cabello comience a crecer con más fuerza y vitalidad e incluso se vea con mayor volumen, esto sucede porque durante el proceso de gestación producen una mayor cantidad de hormonas y especialmente estrógeno, esto hace que durante todo el embarazo tu cabello permanezca en la fase de descanso, por lo tanto se cae mucho menos de lo habitual. Es muy común que se vea hermoso durante este momento, la mala noticia es que una vez nazca el bebé notarás que se caerá impresionantemente tu cabello, y no es que estés perdiendo tus hebras capilares y te vayas a quedar calva, sino que después de bajar la hormona y regularse, tu cabello volverá a tener los patrones normales del proceso del ciclo de vida del cabello y por lo tanto comenzará a caerse. 

¿Durante la menopausia cómo afectan las hormonas al cabello?

Los estrógenos durante este proceso de la vida comienzan a decaer, pero los de la testosterona se mantienen igual, esto se debe a que los ovarios ya no están produciendo óvulos que desaten, provoquen o estimulen la creación de hormonas femeninas; en este caso y en compañía de otros cambios físicos, el cabello y el pelo de todo el cuerpo se va debilitando y se verá en menor cantidad, pero también aparecerá pelo en otros lados donde no solía haber como en la cara. Aunque no en todas las mujeres se manifiesta de la misma manera, pues también tiene influencia la genética, la generalidad es que este proceso ocurra y afecte de menor o mayor forma a algunas mujeres. 

Alopecia androgenética

La alopecia androgénica o androgenética afecta al 60% de los hombres y alrededor del 25% de las mujeres, esta forma de pérdida de cabello está determinada por la genética en donde influyen las hormonas masculinas andrógenas, hasta el momento no existe alguna cura para este tipo de caída de cabello, sin embargo, sí existen algunos suplementos vitamínicos como la biotina que ayudan a que el proceso sea mucho más lento. 

La pérdida de cabello por alopecia androgenética comienza por lo general a notarse en la coronilla y en la zona frontal encima de la frente, los folículos pilosos se van haciendo más pequeños en estas zonas pues son más sensibles a las hormonas masculinas; por lo general los síntomas comienzan a aparecer entre los 20 a 25 años. 

En las mujeres, aunque es menos común este tipo de alopecia también está dada por un factores genéticos principalmente, y no aparece en la coronilla o parte frontal como en los hombres sino en la línea media del cabello, en donde se comienza a mostrar con menos densidad y más despoblado. 

Hormonas tiroideas y cómo afectan el cabello 

La tiroides es una glándula que queda justo en nuestro cuello y es la responsable de crear hormonas que controlan gran parte de las funciones del cuerpo, su alteración puede producir problemas como hipo o hipertiroidismo las cuales afectan directamente el cabello, pues la tiroides estimula los los folículos pilosos, regula los ciclos capilares, equilibra la actividad de las glándulas sebáceas y la producción de sebo y favorece el vigor y la tonicidad de los cabellos.

Una afectación de las hormonas tiroideas provocan caída crónica del cabello, mayor producción de grasa, quiebres en las hebras capilares. Con frecuencia, cuando se comienza a tratar la tiroides para regular sus niveles, también el cabello comienza de nuevo a tener un funcionamiento normal, logrando mejorar todas sus condiciones. 

Como puedes ver las hormonas controlan gran parte de nuestro funcionamiento, y afectan directamente a nuestro cabello, no solo en su aspecto físico sino también en su caída y pérdida, si estamos seguros que todo anda bien con nuestras hormonas y sin embargo sigue nuestro cabello cayendose, es importante que conozcas otras razones por las cuales puede estar sucediendo, para esto te invito a leer ¿Cómo evitar la caída del cabello? puede darte una mejor idea de lo que puede estar sucediendo y cómo evitarlo. 

DEJA UN COMENTARIO
VOLVER ARRIBA